Familiares Interrumpen el Proceso en un Centro de Adicciones

admin

En nuestra pasada edición hablamos un poco de aquellos factores que interrumpen un proceso de recuperación, en un centro de adicciones, en el aspecto profesional. Hoy mencionaremos como la familia siendo posiblemente el ente más cercano del usuario, puede constituirse en otro riesgo en el proceso de sanidad de ese ser querido.

Factores familiares

  1. Negación (No, mi hijo no)
  2. Predisposición genética
  3. Disfunción familiar (ausencia de padres, infidelidad, divorcio, etc.)
  4. Culpabilidad
  5. Crianza incorrecta
  6. Ignorancia sobre la condición
  7. La frustración del dolor “decepcionante” (tantos intentos fallidos)
  8. La economía familiar

Que difícil y doloroso es entender que las personas que más te aman en la vida pueden facilitar y aportar a tu destrucción del proceso de recuperación en un centro de adicciones.  Se escucha ofensivo cuando tienes la tarea de hacer entender a la familia de un usuario, que fueron afectados y contrajeron, por amor, una enfermedad.

La negación es un sistema de defensas que opera en el subconsciente del familiar que posee una relación intima con el usuario.  Este sistema de defensa protege las emociones y se encarga de esconder todo aquello que confirme la existencia de un problema.  Aceptar que un hijo(a), esposo(a), hermano(a), padre, madre o ser querido se está destruyendo no es fácil.  Pero el efecto que tiene la negación en la mente del familiar hace posible que el individuo pelee en contra de la realidad que tiene de frente en un centro de adicciones. Es tan poderoso el efecto que tiene la negación en la mente, que la toma de decisiones, pensamientos y conducta del familiar son afectados.

Otra de las cosas que aportan o influyen en el desarrollo de una adicción, son los factores genéticos.  La existencia de adicciones en el árbol genealógico, o historial familiar (antepasados), proporcionan grandes riesgos de contraer esta condición.   No meramente por el factor “X”, o el gene adicto, como muchos lo han llamado, sino también el efecto en la dinámica familiar que se comienza a transmitir en cadena.

Otra de las cosas que dan paso al comienzo o desarrollo de una adicción, es la permisión que surge de un profundo sentimiento de culpabilidad.  Si el familiar se siente culpable de algo, comenzara a facilitar y promover vías que ponen en alto riesgo al niño, o al adicto.  Buscando eliminar la culpabilidad el familiar facilita un camino a la perdición.

La ausencia de padres o la existencia de unos, que no asuman su responsabilidad correctamente, es otra de las causas.  En muchos casos la ausencia viene a ser peor que la existencia, pero en otras la existencia es hasta peor que la misma ausencia.  Muchos mencionan el hecho de no haber tenido un padre o una madre, mientras que otros sufren el haber sido abusado, física, emocional y sexualmente, por ese ser querido.  Las disfunciones familiares promueven un terreno fértil para el supuesto escape de las droga.

La inmadurez emocional y cronológica en muchos padres aporta al desvío o mejor dicho a la entrega de ese niño a una trampa segura.  El no estar preparado mental o emocionalmente para traer un niño a este mundo es otro causa devastadora.  Es triste ver como en muchos casos el usuario engendra hijos bajo los efectos del químico y en su jornada adictiva.

Regresando a la familia, necesitamos reconocer la cantidad exorbitante de dinero que se invierte en tratamientos.  Muchas veces dejándonos llevar por anuncios engañosos, títulos de papel y facilidades glamorosas.  Tenemos que ser justos en entender que la condición de la adicción posee tres características que la describen muy bien.  La enfermedad o condición de la adicción es compleja, resistente a tratamientos y altamente propensa a recaída.  Entendiendo esto tenemos que ser pacientes y realistas con el usuario.  Cuando no intervenimos sabiamente, puede ser mucho el dinero que se pierda y poco el resultado que se obtenga.  Es uno de los propósitos de esta manual, evitar la mayor cantidad de pérdida posible.  Que frustrante es gastar grandes cantidades de dinero en un tratamiento donde los responsables del orden, necesitan más estructura que el cliente.

La presencia de recaídas luego del gasto de dinero, desespera y frustra al familiar tanto que cuando aparece la alternativa correcta ya no hay fe en los tratamientos.  Oriéntese bien y busque alternativas que reúnan las cualidades y requisitos que describen un buen tratamiento. Por favor no se pierda  nuestra próxima edición donde estaremos hablando como factores sociales y culturales también aportan al aborto de un buen proceso de recuperación.

House of Freedom es un programa de rehabilitación de drogas y alcohol acreditado por CARF, con mas de 30 años de experiencia.  Contrario a otros centros de adicciones tradicionales, ofrece servicios de centro de rehabilitación de drogas que atienden el componente físico, mental, social y espiritual del centro tratamiento de alcoholismo y drogas.  Nuestro  clínica de rehabilitación de drogas tiene servicios para pacientes residenciales y pacientes externos .

Si usted o un ser querido necesita un centro de rehabilitación de drogas y alcohol en Orlando Florida, BUSQUE AYUDA AHORA MISMO!!  Comuníquese con nosotros al 1-888-796-8040.


Was this post useful?
Yes
No